Albergue Fausta Massolo

Cuando un niño es diagnosticado con cáncer debe trasladarse necesariamente hasta el Hospital de Clínicas, ya que en las ciudades del interior del país no cuentan con lo necesario para el tratamiento.

Esto implica, incurrir en altos costos de tratamiento, afrontar gastos de movilidad, hospedaje y alimentación. Para tal efecto Asoleu cuenta con albergue propio cubriendo así todas las necesidades para el niño y su madre o tutora.

El cáncer es una enfermedad de tratamiento ambulatorio en algunos casos, es decir, no necesitan internación sino que los niños reciben el tratamiento oncológico y vuelven al albergue para descansar y reponer sus energías.

El Albergue Fausta Massolo acoge a niños y a sus madres o tutoras, convirtiéndose en su casa transitoria durante los meses de tratamientos o durante los días de control en el Hospital.

albergue fausta massolo

Albergue Fausta Massolo

La vida en el Albergue

El Albergue Fausta Massolo tiene una capacidad de recibir hasta a 12 niños y a su acompañante. Posee piezas individuales con cama y baño propio.

La cocina cuenta con todo el equipamiento necesario, y la despensa se encuentra cargada de alimentos que ayudan a la revitalización del cuerpo.

Trabajamos coordinadamente con las mamás para la organización, donde las tareas diarias de limpieza y cocina son distribuidas en beneficio de todos. Hay un gran sentido de responsabilidad y se vive un ambiente familiar y de confianza.

Esporádicamente también organizamos cursos de capacitación en oficios a las mamás, para que puedan aprovechar su tiempo de estadía y desarrollar nuevas habilidades.

El Albergue también cuenta con un minibús que diariamente traslada a los niños al hospital o a los centros de estudios médicos encargándose de su posterior recogida.

Anterior
Siguiente

El albergue
cuenta con...